Cultivamos en la finca La Salada, ubicada entre los términos municipales de Pedralba y Bugarra, en una zona con características edáficas y pluviométricas idóneas para el cultivo de frutales: terreno calizo, niveles medios de arcillas y baja pluviometría,

Las variedades cultivadas han sido seleccionadas en base al potencial de sabor y aroma y no en base a criterios de alta productividad o condiciones externas que solo den una bonita presencia , nos importa lo importante el sabor

Cultivamos bajo un control muy exigente del agua de riego que calificamos de semi-deficitario , como es sabido los frutos producidos en secano tienen mayor sabor , esta es una ley natural que nosotros tenemos muy en cuenta y por ello cultivamos con criterios de calidad y no de cantidad , aplicamos los riegos estrictamente necesarios para obtener frutas sabrosas y aromáticas .

cabesansabor

Filosofía menos es más , la calidad de los frutos es proporcional a la cantidad de cada árbol , producimos un 30/40 % por debajo de la capacidad productiva de cada árbol , esto permite al arbol repartir su capacidad productiva en un menos número de frutos haciéndolos más sabrosos y nutritivos .

Dentro de nuestros recursos hídricos contamos con un agua sulfato magnésica muy rica en minerales , esto aporta un importante aumento de la calidad , sabor y propiedades nutritivas de los frutos principalmente en un mineral tan importante para la salud como el magnésio.

Las labores de poda y aclareo se llevan a cabo con el objetivo de conseguir una ubicación de las frutas en las ramas con la máxima exposición al sol. Éste es un aspecto muy importante, porque un fruto madurado con más sol es un fruto más sabroso.

Otro aspecto muy importante dentro de nuestro protocolo sabor es el tipo de recolección/confección que realizamos. La fruta se recolecta manualmente, en su mayor plenitud de madurez y directamente en la caja final donde se distribuye. Posteriormente, y dentro de nuestras instalaciones de la finca, se procede a un repaso y calibrado también totalmente manual, evitando cualquier golpe a los frutos. No existe ningún tipo de tratamiento post-cosecha.