titulocabesan2

Tanto la platerina como el paraguayo son frutas extremadamente dulces y aromáticas, con intenso retrogusto. De carne jugosa, muy dura y crocante en su textura.

Tienen gran capacidad de conservación, especialmente el paraguayo.

Coloración que, en plenitud de maduración, varía del rojo intenso al granate, según producto y variedad.

Fruto, en el caso del paraguayo, pubescente con piel aterciopelada y glabro y suave en el caso de la platerina (permite disfrutarlo también sin pelar).

Frutas ricas en carotenos, vitaminas A, B1, B2 y C y minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio principalmente). Concentran gran cantidad de nutrientes en pocas calorías.

Paraguayos y platerinas contienen propiedades anticancerígenas y antioxidantes. Son frutas digestivas y ricas en fibra.

Nuestro amplio y desarrollado calendario varietal permite disponer de ambos productos desde principios de junio hasta finales de agosto aproximadamente.

fundamentos

Algo tan fundamental y evidente en un producto como la fruta, es para Cabesan el principal objetivo e interés. Producimos bajo las directrices de nuestro propio PROTOCOLO SABOR, unificando en él todas las variables que revierten en potenciar este valor organoléptico. El sabor es el principal valor de nuestra fruta.

El entusiasmo y la implicación en cada detalle de nuestro trabajo nos lleva a apasionarnos con él. Nuestra marca es un corazón porque él es el que nos lleva a ser como somos y a unir esfuerzos con mimo, entrega y delicadeza.

Nos preocupa lo importante y por ello, detrás de la fruta Cabesan, hay una trabajada responsabilidad social, que abarca desde nuestros empleados y clientes hasta nuestras aportaciones y colaboraciones con diferentes entidades de ámbito social.